Sabiduría Diaria 30.12.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, EEUU) La atención es amor. Lo que estamos haciendo en la meditación, y no estoy usando esto en ningún sentido como lenguaje piadoso o sentimental, es que estamos amando. Puede que no lo parezca emocionalmente en ese momento, pero estamos amando, y los efectos de este trabajo de atención en los periodos de meditación se traducirán en nuestras vidas en forma de amor. Básicamente te vuelves más amoroso, capaz de recibir amor. El amor es una calle de dos vías —dar y recibir. Así es como yo entiendo la meditación: al prestar atención al mantra tal como lo decimos, no importa cuántas veces fallemos, no importa cuántas veces caigamos y nos distraigamos, de todas formas estamos haciendo un trabajo que tiene un efecto acumulativo. Y funciona de la manera más sencilla posible, atravesando la selva, el laberinto, el matorral de nuestros años y las acumulaciones de recuerdos, planes, deseos, e imágenes. Es la terapia más simple de todas en ese sentido. (Grace at Work - The Healing Power of Meditation, , Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas