Sabiduría Diaria 10.09.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA)

Jesús es mejor conocido cuando llegamos a conocer a otros que lo conocen. Descubrí eso cuando conocí a John Main en los años en que vivía y trabajaba con él. Más importante que cualquier cosa que hiciéramos, desde mi punto de vista, fue ver cómo él vivía. Ver cuán totalmente auténtico era su compromiso con la meditación y con las otras formas de oración, cuán profundo y auténtico era eso; ver cómo lidiaba con situaciones difíciles y personas difíciles, cómo tenía integridad, honestidad y coraje. Y cuando vi todo esto, fui cada vez más consciente de la presencia de Cristo, y de que veía a Cristo en él. No los confundía, pero eran una sola persona. Ese conocimiento, esa conciencia, despertó en mí una comprensión y un amor por Cristo como nunca antes había tenido, y ha continuado. Ciertamente lo que ambos tenían en común, Jesús y John Main, era que ambos no buscaban la atención de los demás, siempre apuntaban lejos de sí mismos: John Main a Cristo y Jesús al Padre. Pero en ese mismo alejamiento podías ver a la persona real. El ego estaba fuera de escena para que pudieras ver a la persona real. Y luego, cuando veías a la persona real, con los ojos de la fe, podías ver a Cristo con él, una persona indivisa.

( Finding Oneself 2, Meditatio Series 2017D , Laurence Freeman OSB)


Entradas destacadas