Sabiduría Diaria 19.08.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN)

Toda separación causa dolor, pero al mismo tiempo nos libera. Cuando un niño se separa de sus padres y se va de casa, es muy doloroso. Cuando los padres llevan al niño a la universidad y lo dejan, saben que lo han perdido para siempre de cierta manera. Al mismo tiempo, están felices por eso y, por supuesto, la relación continua, porque el niño regresa a la casa. Pero esa separación es necesaria para una relación adecuada, así como el desapego es necesario en las nuevas relaciones que construimos, porque ahora tenemos un sentido de uno mismo, un sentido de quién soy. Todavía tenemos que tener cuidado de no caer en los patrones infantiles de apego -casarnos con nuestro padre, casarnos con nuestra madre- y solo queremos crear ese tipo de seguridad parecida a una matriz (o útero) nuevamente. Entonces, todo esto es psicología humana, ¿no? Este es el ser que estamos tratando de perder, es el apego a manifestaciones temporales o transitorias de nuestra identidad.

( Finding Oneself 1, Meditatio Series 2017C, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas