Sabiduría Diaria 12.07.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA)

Tratar muy duro de perdonar normalmente nos conduce al fracaso. Aprendemos de nuestros fracasos un poco de desapego en ese proceso en el que el perdón se ve liberado en nosotros más que donado por nosotros. (Es simplemente otro aspecto del amor). Debemos dejarlo desenvolverse naturalmente. La quietud profunda y el silencio facilitan esto en una manera en extremo directa y efectiva. Es sorprendente que la sabiduría de la tradición mística no haya permeado más pragmática y plenamente las instituciones religiosas que se vuelven mucho más amigables y eficientes cuando están abiertas a este nivel universal de la consciencia humana.

( Meditatio Newsletter, October 2010, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas