Sabiduría Diaria 24.06.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA)

‘Los hombres ignorantes,’ escribió Rumi,’son el enemigo del alma. La ignorancia es la prisión de Dios. El conocimiento su palacio.’ No importa la razón que nos trae a meditar ni el sistema de creencias que utilizamos para entenderlo, el fruto de esta práctica es el conocimiento. El acto de conocer, más que la posesión del conocimiento. Esto es algo que siempre está sucediendo y nos revela la naturaleza eterna de la verdad. El conocimiento es siempre una remembranza y por más valioso que sea el pasar este conocimiento, su propósito final es el de reavivar el mismo acto de conocer. El estar consciente, por si mismo, más que nuevas soluciones a problemas viejos, es la manera de romper las amarras de los patrones viejos y liberar el ilimitado potencial del espíritu. Porque sabían y conocían esto, los grandes maestros espirituales comparten una visión fundamental que en su enorme simplicidad y su inmediatez infantil ofrece a todas las tradiciones y culturas un camino común hacia la paz.

( Meditatio Newsletter, September 2014, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas