Sabiduría Diaria 22.06.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, EGIPTO)

Esta es la transformación universal que sigue al descubrimiento que somos nuestro hogar y que ese hogar es Dios. ‘Ayer era inteligente,' escribió Rumi, ‘así que quería cambiar al mundo. Hoy soy sabio, por lo tanto me estoy cambiando a mí mismo.’ Cambiamos de esta manera, no buscando ser lo que no somos sino siendo quien realmente somos. Los meditadores de todas las tradiciones intuyen este proceso en cada uno y se vuelve la base de una amistad que subyace y trasciende toda diferencia. La primera vez que meditamos, esto suena excesivo y ponemos la cara de escepticismo normal en todos los que se acercan a un grupo de meditación por primera vez. Pero entonces, no siempre pero si con frecuencia, conforme escuchan y practican se va viendo un cambio en ellos. Una mirada de descubrimiento y alivio aparece, como si encontráramos algo que perdimos, un papel importante, un teléfono que se quedó en el abrigo que usamos en el invierno pasado. Y esta mirada, es la mirada del descubrimiento de que si lo permites, las cosas caen en su lugar obvia y simplemente.

( Meditatio Newsletter, September 2014, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas