Sabiduría Diaria 02.06.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA)

Esta experiencia de morir a la que tenemos acceso por la meditación o la oración nos lleva a involucrar la separación. Esta separación es un elemento esencial de toda experiencia de muerte. Es un elemento esencial por tanto para llegar a la plenitud. Empezamos este proceso de morir cuando nos separamos de nuestra mamá, de su matriz, de su pecho; cuando nos separamos de nuestros padres y familia. Cada una de esas separaciones es una experiencia de muerte que incluye dolor y vida nueva. Para el cristiano, la muerte es separación más que aniquilación. Creemos en la vida después de la muerte. Como dijo San Benito: mantén la muerte constantemente presente. No olvidemos por qué estamos aquí, ni que esto sucede. Esto es a lo que la oración nos enfoca, es el significado de la vida. Estar consciente de eso, tener siempre presente ante nuestros ojos este proceso de morir, nos va a revitalizar y mantenernos despiertos.

( The Ego On Our Spiritual Journey II, Meditatio Talks 2008 B, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas