Sabiduría Diaria 29.05.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, COREA)

La llamada a la plenitud, el camino de la santidad, nos obliga, creo, a tener un encuentro personal con la ley espiritual de muerte y resurrección. Debemos perder nuestro yo, dejarlo atrás, para encontrarnos en Dios. Este es un proceso doble, la muerte y la resurrección. Ocurren simultáneamente, no se pueden separar. Podemos estar más consciente o sentir un aspecto más que otro en un determinado momento, pero la unificación de este proceso en Cristo, la muerte y resurrección de Cristo, integra estas dos fuerzas. Compartimos el sufrimiento de Cristo para compartir su resurrección.

( The Ego On Our Spiritual Journey II, Meditatio Talks 2008 B, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas