Sabiduría Diaria 07.05.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, FRANCIA)

Dejar a un lado el apego a nuestros pensamientos, nuestras ideas, es el primer paso del discipulado. No podemos dejar de pensar pero si podemos dejar de prestar atención a nuestro pensamiento y para eso nos ayudamos en la práctica por el pequeño método que recibimos de esos primeros discípulos cristianos. Lo que nos recomiendan es tomar una palabra – una sola palabra, una palabra sagrada, una palabra oración que resuma todo. Recordemos lo que dio Jesús: no vayan repitiendo palabras como los paganos, que piensan que mientras más hablen más fácil será que se les haga caso, pues su Padre sabe lo que necesitan antes que lo pregunten. (Mt. 6:7-8). Bien, pongamos esto en práctica: tomemos pues una sola palabra que lo contenga todo.

( Christian Life in the Light of Christian Meditation 1: Discipleship, Meditatio Talks 2019 A, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas