Sabiduría Diaria 09.03.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INGLATERRA)

Al principio los aspectos técnicos nos cuestan trabajo - sentarnos quietos, respirar, decir el mantra coordinado con la respiración, dejar ir las distracciones, regresar al mantra. Pronto, si no caemos en la tentación de dominar y complicar la práctica aumentando los aspectos técnicos, caeremos en la acedia. Esta es el sentimiento inevitable de desánimo y fracaso. Lleva a muchos a dejar la práctica por una semana o una década, pero de hecho, es una gracia experimentar este fracaso. Purifica nuestra motivación creando la oportunidad de renovar la disciplina de una manera más madura. No importa la edad a la que comencemos a meditar, siempre es un proceso de aprender y de madurar.

( Meditatio Newsletter October 2017, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas