Sabiduría Diaria 14.02.2019


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INDONESIA)

Si aprendernos a amarnos estando quietos y aprendemos a amar a los otros al dejar ir la manera en que proyectamos nuestras emociones en ellos, aprendemos a amar a Dios simplemente por ser amados, permitiéndonos ser amados. Nuestro amor por Dios se origina a través de su amor por nosotros.

El amor del que hablo no es nuestro amor por Dios, dice San juan, sino el amor que Él nos mostró al enviar a su Hijo como el remedio por nuestros pecados. Amamos a Dios porque Él nos amó primero.

( Aspects of Love 3, Laurence Freeman OSB )


Entradas destacadas