Sabiduría Diaria 11.10.2018


(FOTO LAURENCE FREEMAN, INGLATERRA) La meditación es atractiva, como lo es la jungla, el desierto o las altas montañas. Pero siempre es más fácil leer o investigar sobre la meditación que abrazar la disciplina de una práctica diaria. Este, sin embargo, es el consenso de todas las tradiciones espirituales: que no hay transformación sin práctica, sin conversión, ni iluminación. Los rituales externos, la ortodoxia de la creencia, la conformidad con las convenciones rituales no pueden sustituir una práctica contemplativa que va al corazón de la persona y, por ende, al corazón del mundo. Como dijo Evagrio, un maestro de la sabiduría del desierto, guardar los mandamientos no es suficiente para sanar completamente los poderes del alma porque también necesitamos de la contemplación para penetrar en el centro profundo del corazón. Apatheia, o la salud del alma requiere práctica contemplativa. (Meditatio Newsletter, Octubre 2012)


Entradas destacadas