Sabiduría Diaria 07.10.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, GB)

En este estado sensibilizado de la mente, la belleza despierta nuestra dimensión espiritual. Un sentido de lo trascendente se mezcla con el sentido de estar profundamente enraizados en la misma realidad física que nos es revelada por la belleza. De acuerdo al pensamiento clásico, la belleza es la manifestación del todo a través de una de sus partes. Podríamos entender la influencia redentora y sanadora de la belleza de esta forma. No salimos a la naturaleza sólo como un descanso de fin de semana de nuestro estilo de vida desequilibrado, para escaparnos de todo. No disfrutamos cosas bellas solamente en un nivel estético, como vestirnos elegantemente cuando vamos a un concierto o una ópera. Cuando estamos verdaderamente abiertos al impacto de la belleza en nuestra mente, alma y cuerpo, nos vemos cambiados. Las enfermedades de nuestra alma comienzan a sanar y conforme el todo se dona a nosotros, que somos parte, la plenitud de nuestro ser se ve acariciada.

( Meditatio Newsletter, October 2012 )


Entradas destacadas