Sabiduría Diaria 10.09.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BERE ISLAND, IRLANDA)

Un profundo tema de la espiritualidad celta yuxtapone el amor a un lugar con el exilio voluntario. Este es el 'martirio blanco' que los llevó a tomar la idea de peregrinar literalmente y alinear su vida exterior con su vida interior de manera explícita. Una forma dramática de esto era el irse a la mar con unos cuantos compañeros en un bote pequeño y dejar que las mareas y el Espíritu los dirigieran.Aunque suene irresponsable, muchos de ellos probablemente llegaron a América y otros establecieron monasterios de Islandia a Italia. Reflexionando, nuestro propio peregrinaje en la meditación no es tan diferente. Voluntariamente renunciamos a los lugares a que nuestra mente tiene mayor apego. Pensamientos, palabras y patrones mentales se van haciendo menos conforme nuestra atención se enfoca con fe en el mantra, esa pequeña barquita en que nos refugiamos, pero en la que también somos llevados de la mente al corazón.

( Christian Meditation Newsletter, October 2011 )


Entradas destacadas