Sabiduría Diaria 13.05.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INGLATERRA)

El decir la palabra nos lleva a través de etapas. Al principio parece un poco mecánico, todo en la cabeza, pero se va volviendo más sutil y eventualmente nos conduce a un lugar silencioso y prácticamente desapercibido. Pongamos esto de una manera práctica: empezamos diciendo el mantra y nos encontramos en un lugar muy silencioso y tranquilo. Un lugar bello. Nos sentimos calmados, en paz, sentimos la alegría de esta paz y podemos pensar: “Qué maravilla, el cielo está limpio hoy, no tengo pensamientos.” Pero ese ya es un pensamiento. Así que todavía no llegamos, y no lo podemos hacer solos. El último paso siempre es la gracia, el don de Dios en el último momento.

(Map of the Journey, Meditatio Series 2011 C)


Entradas destacadas