Sabiduría Diaria 10.05.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, INGLATERRA)

(...) conforme progresamos y nos mantenemos fieles al mantra, pareciera que estamos resonando el mantra. Comienza a enraizarse en el corazón y se mueve de una manera sutil de la cabeza al corazón. Cuando comenzamos a meditar, pasamos más tiempo en la cabeza de lo que creemos. Y es un gran cambio el desplazar el centro de nuestra consciencia de nuestra cabeza al corazón. Se vuelve más fácil cuando comenzamos a resonar el mantra en el corazón. Las distracciones siguen ahí, pero ya no nos molestan ni nos interrumpen tan seguido. Podemos decir el mantra y prestarle atención de mucho mejor manera, aun cuando las distracciones siguen en nuestra mente.

(Map of the Journey, Meditatio Series 2011 C)


Entradas destacadas