Sabiduría Diaria 04.05.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, IRLANDA)

Parte de la vida espiritual sana es estar libre de vernos dominados por los estados de nuestra mente, de manera que no estemos a la merced de nuestro humor o nuestras emociones. Es decir que no estamos siendo zarandeados de aquí para allá por nuestros humores o estados, sino que hay algo más profundo, una mayor estabilidad, una corriente profunda que nos permite mantenernos a flote, que nos permite estar equilibrados aun en un día tormentoso. Y creo que la meditación dispara y pone en libertad esa transformación de nuestra consciencia sobre la que habla el evangelio, dándonos este sentido de estabilidad y quietud en nuestro camino. Así que aunque nos estemos moviendo y cambiando, también nos percibimos centrados y nos damos cuenta, cada vez más con los ojos de la fe, que éste estar centrado que nos mantiene arraigados y quietos, es nada menos que Cristo mismo.

(Map of the Journey, Meditatio Series 2011 C)


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • facebook
  • googleplus
  • tbird