Sabiduría Diaria 01.01.2018


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BONNEVAUX, FRANCIA)

Ahí (en la meditación) descubrimos que la pobreza radical de espíritu a la que entramos a través de la pérdida de ‘toda riqueza de pensamiento e imaginación’, como los monjes del desierto la llamaban, nos permite despertar a esta nueva dimensión que Jesús llamaba simplemente el ‘reino’. El reino, al igual que el yo humano no se puede observar. Se encuentra en una dimensión de realidad más allá de los confines de la auto consciencia ordinaria y nuestra persistente ilusión de ‘objetividad’. Aunque esto puede sonar abstracto y más allá de lo sutil, sin duda son los niños los que experimentan y aun lo entienden mejor que nosotros con nuestras mentes siempre enfocadas en los negocios.

(A Letter from Laurence Freeman OSB, Meditatio Newsletter, December 2017)


Entradas destacadas