Sabiduría Diaria 11.12.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, EEUU) Así como no podemos conocer a Dios como si él fuera un objeto, tampoco nos podemos conocer a nosotros, ni pensar en nosotros como objetos de nuestra propia percepción. Así que el encontrarnos inicia con el desobjetivarnos. Y ¿Cómo logramos esto? De manera muy simple: al empezar a dejar de pensar en nosotros, quitamos la atención de nosotros. Por eso la meditación es tan simple, tan radical y por lo que cuando nos sentamos a meditar, damos inicio al camino de auto conocimiento, y comenzamos a hacer de este trabajo de auto descubrimiento, de encontrarnos, un verdadero valor en nuestra vida y por lo tanto como los otros valores en ella, buscaremos reiniciarla, reenmarcarla, reposicionarla, reorganizarla. (Finding Oneself 1 by Laurence Freeman, Meditatio Series 2017C)


Entradas destacadas