Sabiduría Diaria 29.10.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BONNEVAUX)

La meditación diaria va introduciendo el espíritu de disciplina – auto control, fidelidad, discreción, fidelidad, vivir conscientemente, audacia – en todo lo que hacemos y se vuelve evidente en todas nuestras relaciones. Las técnicas las dominamos, nos podemos volver grandes maestros y vernos recompensados. Pero a una disciplina, la amamos. Y aun si nos volvemos adeptos y profundizamos en ella, siempre permanecemos siendo discípulos. Como vemos en la persona de Jesús, quien se volteaba humildemente hacia su fuente, su Padre, en el corazón de cada maestro verdadero siempre existe un discípulo.

(A Letter from Laurence Freeman October 2017)


Entradas destacadas