Sabiduría Diaria 25.10.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA)

Las Bienaventuranzas nos abren la cortina para ver la paradoja de la realidad. No podemos ser felices a no ser que integremos nuestras experiencias de dolor y sufrimiento. Ecuanimidad, desapego, compasión, libertad interior, comprendiendo al amor como la verdad suprema, son todos elementos de la felicidad. La felicidad bendita es más que un derecho, mucho más que el satisfacer un deseo. Es el destino humano, una vocación, el regalo puro del ser que florece cuando menos esperamos.

(A Letter from Laurence Freeman October 2017 )


Entradas destacadas