Sabiduría Diaria 19.09.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, MARRUECOS)

Autoridad personal no significa lo mismo que fuerza institucional. Para mucha gente moderna, la autoridad dogmática del cristianismo se ve minada por la insistencia de la ortodoxia de que 'tienes que creer esto si quieres formar parte de nosotros'. Como niños o como adultos inmaduros, lo podemos aceptar pues nos da la seguridad de pertenecer a un grupo de convicciones firmes y disminuye el miedo al rechazo o de valernos por nosotros mismos. Pero conforme lo examinamos con más cuidado, la idea de que el creer en algo puede ser forzada se vuelve absurda. El estar convencidos de cualquier verdad revelada surge a través de un proceso que incluye a la vez la experiencia personal y la confianza en la autenticidad del maestro. No es que los dogmas del cristianismo no sean importantes sino que son tan importantes que no pueden ser reducidos a fórmulas preestablecidas fijas en formas lingüísticas que nunca cambian. No son tarjetas selladas o visas para entrar al Reino. Los dogmas necesitan crecer en el terreno de la vida diaria al igual que la semilla del Reino mismo. La verdad crece en nosotros a la vez que nosotros crecemos en relación a ella. Cualquier institución, política, institucional o religiosa que niega esto, termina perdiendo la confianza de sus miembros. La buena fe significa confianza tanto como convicción.

(A Letter from Laurence Freeman, April 2009)


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • facebook
  • googleplus
  • tbird