Sabiduría Diaria 12.09.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, ITALIA)

La primera etapa de la apertura al momento presente, conforme nos liberamos del análisis compulsivo del pasado y la revisión exhaustiva del futuro, es sorprendentemente ordinaria. Podríamos hasta pensar, ‘bueno, es algo tranquilo y sin problemas, aunque tal vez un poco soso. Como si nos dieran una galleta de dieta en vez de nuestro pastel favorito. ¿Será que debe pasar algo más?, ¿Y qué tal la gloria del Señor, el éxtasis y la felicidad?’

No estamos siendo malagradecidos, pero seguimos preguntándonos qué es lo que sigue y eso nos indica que en realidad no estamos en el momento presente. El momento presente es un buen lugar para estar y hay que aprender a estar ahí y trabajar desde adentro y desde afuera de este nuevo lugar de calma y quietud. Está dentro de nosotros pero vamos a encontrar que estamos influenciando la dimensión externa también. Marta y María se llevan mejor. Lo ordinario es justo lo que parece porque no es lo que aparenta. (No Decoration, Laurence Freeman Blog)


Entradas destacadas