Sabiduría Diaria 06.07.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BERE ISLAND, IRLANDA)

El reino de los cielos es como un hombre que encontró un tesoro enterrado en un campo. Lo volvió a enterrar de pura alegría, fue y vendió todo lo que tenía y compró el campo.

Al responder a preguntas sobre esta enseñanza, algunas personas dicen, auto reveladoramente, que lo enterró para que nadie lo encontrara antes de que pudiera comprar el campo. Otros, reflexionando más, profundizan en el significado. A mí me sugiere la capacidad de dejarnos sorprender por una realidad de la vida cuando pensábamos que ya conocíamos todo y por lo tanto la hemos agotado y etiquetado (y por lo mismo inevitablemente subestimado). ¿Qué es lo que sucede cuando genuinamente dejamos ir nuestras falsas esperanzas y las memorias de nuestros desengaños que se apegan a nosotros como una planta parásita a un árbol succionándole toda su energía?, ¿Qué significa realmente negarnos a seguir siendo dominados más por la ilusión, aunque nos proporcione un descanso o un consuelo temporal?, ¿Es esto lo que implica vender todas nuestras posesiones – entre otras cosas? Llegar al lugar donde esta renunciación de lo falso se vuelve real verdaderamente, es un camino largo para la mayoría de nosotros. Nuestras ilusiones están tan íntimamente asociadas con las heridas que nos inventamos y que hicimos la promesa de sanar. Hacemos promesas de ser reales, honestos, íntegros, que no podemos cumplir todavía y tenemos que aprender de nuestros repetidos fracasos y de aquellos que viajan en este peregrinaje interno junto con nosotros.

(A Letter from Laurence Freeman, 2013/03)


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • facebook
  • googleplus
  • tbird