Sabiduría Diaria 16.06.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, FILIPINAS)

La fantasía del consumismo ha sido vendida sobre todo a los pobres, como capaz de proporcionarles identidades falsas, como prósperos, poderosos, independientes y capaces de colmar sus deseos y caprichos. Como todas las fantasías, explota eventualmente. Sin embargo, el trabajo y nuestro servicio en el mundo son un aspecto importante de nuestra identidad. Aun el trabajo mundano, que para muchos carece de nobleza o importancia, puede ser un medio de interactuar con otros y de alguna manera beneficiarles. El empleado que sirve hamburguesas o el que limpia baños en los aeropuertos todo el día puede encontrar que esto es difícil de creer. Pero la manera en que se realiza el trabajo y si el sentido de dignidad personal no se ha erosionado, hacen que en verdad el mundo sea un mejor lugar aunque sea por un momento. En un mundo donde tantos experimentan su trabajo solamente como ‘ocupación’ y una ocupación a la que no le tienen respeto, la importancia del trabajo espiritual personal es aún mayor.

(A Letter from Laurence Freeman, 2004/04)


Entradas destacadas