Sabiduría Diaria 05.06.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, GB)

Muchos de los filósofos antiguos gustaban de pensar que los números eran como una carrera sinfín alrededor de la pista de lo finito – una interpretación deprimente y sin sentido de renacimientos infinitos. Lo finito en sí es visto como culpabilidad. Pero otros lo interpretaban de forma diferente. Puede ser que la carrera no tenga fin, pero es también un avance infinito en el misterio de la unidad, una transformación de ‘gloria en gloria’. En la más profunda y genuina forma cristiana de pensar ,la tensión entre los polos de la paradoja se ve sostenida creativamente. La verdad humana es una unidad paradójica entre quietud y movimiento, individualidad y pertenecer al todo, unidad y diversidad.

(A Letter from Laurence Freeman, 2004/04)


Entradas destacadas