Sabiduría Diaria 04.06.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, FILIPINAS)

La inhumanidad de la guerra, de la que los comandantes hablan como algo inevitable, las violaciones en masa, la tortura a los prisioneros, la matanza de los indefensos, son expresiones de la destrucción de nuestro yo individual que suceden cuando rompemos la prohibición sagrada de ejercer violencia contra el otro. Entonces, en la angustia del ser deconstruído, buscamos el poco confort que podemos encontrar en la personalidad colectiva del grupo. Es una parodia de comunidad pues no nos sana ni nos permite trascender. El grupo que se constituye por violencia y auto engaño, inevitablemente se destruirá a sí mismo. La única comunidad que funciona es aquella que acoge el valor eterno de lo individual, la paradoja de la soledad en comunidad, el misticismo del todo y sus partes.

(A Letter from Laurence Freeman, 2004/04)


Entradas destacadas