Sabiduría Diaria 11.05.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, PORTUGAL) A través del poder de la koinonia, el orden y la armonía transforman el caos. El Espíritu que rondaba sobre el rostro sin forma de lo profundo y desprovisto de luz, trajo a la existencia la colorida variedad de la creación. Así también nuestro espíritu puede encarar nuestro caos interior y convertirlo en una nueva creación. En este mundo renovado nos encontramos nuevamente con los que han muerto y, que, al principio nos parece, retornaron al caos. Su forma que amábamos se disolvió y parecieron irse flotando hacia el gran olvido. La koinonia, sin embargo, comprueba ser un lazo irrompible que alcanza más allá del caos de la separación. Sabemos que ya no están más “con la forma de la carne” como dijo san Pablo de Cristo resucitado (Meditatio Newsletter 2017/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas