Sabiduría Diaria 07.05.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, GB) Una conexión sagrada y real y existe entre personas que meditan juntas de cualquier manera. Quizás esto es porque el espíritu no está atrapado dentro del cuerpo como un fantasma; el cuerpo está en el espíritu. Cuando Jesús se apareció a sus discípulos, estos, inmersos en el caos de su muerte, pensaron que estaban viendo un fantasma; Él les mostró que era por lo menos tan real para ellos como antes. Él estaba plenamente presente físicamente, comiendo y tocándose con ellos. Pero solo hasta que el ojo de sus espíritus se abre, ellos le pueden reconocer de esta forma.

(Meditatio Newsletter 2017/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas