Sabiduría Diaria 23.04.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, PORTUGAL)

En nuestras instituciones seculares modernas hay todavía un miedo a ser explícitamente espirituales e incluso a cualquier asociación con tradiciones religiosas. Esto es resultado de dos extremos de la religión, por un lado la tibia religión externa del pasado y, por otro, el violento fundamentalismo de la religión del presente. Si esta reducción de la religión a una mera fuerza social fallida nos condena a no ir más allá que a estar conscientes de nosotros mismos en el viaje de la conciencia, no tendremos suficiente poder para sacudirnos de la crisis cultural por la que pasamos.

(Meditatio Newsletter 2015/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas