Sabiduría Diaria 15.03.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, PORTUGAL)

La oración es pasar de ser dominados por nuestros miedos a la naturaleza a la experiencia (en la fe) del infinito poder de Dios cuya naturaleza es no usar nunca la fuerza. Estos miedos pueden aún instalarse en nuestras tempestades y tormentas interiores y en la erupción de nuestros lados de sombra. Y aminoramos estas fuerzas interiores tan pronto como comenzamos a vivir en comunidad, lo que significa, tan pronto como entramos en la soledad. Vivir con otros, sentarnos en silencio – son los dos lados de la experiencia de Dios, el mismo viaje inevitable al interior del silencio transformador de la oración.

(Christian Meditation Newsletter 2013/02, Laurence Freeman)


Entradas destacadas