Sabiduría Diaria 14.03.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, PORTUGAL)

Nuestras limitaciones y debilidades ante la fuerza de la naturaleza ponen a prueba repetidamente la autenticidad de nuestra vida espiritual. En el relato evangélico de la tempestad en el lago, Jesús está durmiendo en la popa del barco mientras las olas amenazan hundirlo y los discípulos están aterrados. Ellos lo despiertan preguntándole si él cuida de ellos. Él se pone de pie y ordena al viento y a las olas que se aplaquen. Pero luego les pregunta a los discípulos por qué tienen miedo y adónde ha ido su fe. Sin escuchar su pregunta, ellos sencillamente se maravillan de su poder sobre la tormenta. Él señala a la fe, ellos buscan magia.

(Christian Meditation Newsletter 2013/02, Laurence Freeman)


Entradas destacadas