Sabiduría Diaria 12.03.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, FRANCIA)

Para que esto ocurra – para que Dios llegue a ser activado, como activamos una tarjeta de crédito o comenzamos una nueva fase de nuestra vida encontrando cuál es nuestro trabajo en la vida – es necesario enfrentarnos a nuestras limitaciones y aceptarlas. El poder de Dios se manifiesta en la debilidad humana. Esta dura paradoja es el portal a través del cual entramos a la fe. Aquí encontramos al Dios viviente, descubriendo que ya no necesitamos la magia y que los dioses falsos son solo una imitación barata. El Rolex que cuesta $5 en un puesto en el mercado no puede ser el verdadero (aún menos real como sustituto del sentido último, que el de $10,000 de la marca original).

(Christian Meditation Newsletter 2013/02, Laurence Freeman)


Entradas destacadas