Sabiduría Diaria 07.03.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, FRANCIA)

San Bernardo decía que el alma es como un paquete sin abrir. Algunos podemos recordar abrir regalos bien envueltos hace poco en Navidad. Sin embargo, por más cuidadosa y atractivamente presentados, la envoltura se debe abrir y dejar a un lado si es que queremos ver y recibir el regalo. Tal vez es lo que queríamos o no, pero debemos apreciar la intención atrás del regalo y lo que representa. Imaginemos una vida donde el regalo siempre es lo que queremos exactamente y aún lo sobrepasa, y nuestro único deseo es el deseo de disfrutarlo y compartirlo. Imaginemos una vida donde el dejar a un lado las envolturas y el descubrimiento del regalo fuera la presencia de quien lo da y nos lleva a compartirlo con otros y todo esto se vuelve una maravillosa pero diferente actividad llamada ser. Entonces dejemos este pensamiento a un lado de nuevo. Meditar no es lo que pensamos.

(Christian Meditation Newsletter 2011/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas