Sabiduría Diaria 10.02.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, EEUU)

Así como durante la meditación, al menos cuando hemos dejado de observarnos mientras oramos, la experiencia de Pascua sobrepasa la siempre presente congestión mental causada por el tráfico conflictivo entre los pensamientos sobre el pasado y el futuro. La Pascua es una experiencia de ser infundidos de una inmerecida e inesperada luz en el presente. Experimentamos la maravilla de la vida como una gracia especialmente pura. Como algo que surge desde una profundidad inalcanzable dentro de nosotros y al desbordar hace desaparecer la frontera imaginaria entre nuestro interior y exterior.

(Christian Meditation Newsletter 2007/01, Laurence Freeman)


Entradas destacadas