Sabiduría Diaria 02.01.2017


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, BRASIL) ¿Cómo es que la contemplación, despertada a través de la meditación, del trabajo del silencio, nos ayuda a restaurar el equilibrio que es el cimiento de las virtudes de justicia, paz, salud y felicidad? ¿Cómo podemos enseñar y compartir este don que es gratuito y debe mantenerse gratuito como puente de confianza impecable? La meditación es el medio más simple y universal para despertar la mente contemplativa y por tanto elevar el nivel de sabiduría en el mundo. Pero si actuamos desde un punto de vista desequilibrado de las cosas, podemos convertir una antigua fuente de sabiduría en simplemente otro componente, una moda o un producto de nuestra tecnocultura. A pesar de la cantidad de milagros y adelantos que la ciencia nos ha proporcionado y no obstante que puede devaluar crudamente lo humano y difuminar la diferencia entre lo humano y lo mecánico, nunca podrá reemplazar lo humano. Lo humano es el proceso de cambio a través del cual lo divino se encarna más plenamente. Dios se vuelve humano, no un sistema o una computadora. La meditación es mejor entendida como una relación, no como una técnica. Es más parecida al matrimonio o a los votos monásticos o cualquier forma de vida sincera más que un curso o una app. (Meditatio Newsletter December 2016 Laurence Freeman)


Entradas destacadas