Sabiduría Diaria 22.11.2016


(FOTO: LAURENCE FREEMAN, GRENADA)

(...) la experiencia de Dios es mucho más extendida de lo que permiten creer las personas religiosas. Los primeros cristianos eran suficientemente magnánimos como para reconocer esto al decir que quien quiera que ama conoce a Dios y quien no ama no conoce a Dios. Por algún motivo esta sencilla y revolucionaria verdad se enterró en una competencia intelectual para demostrar la existencia de Dios y para dem

ostrar que mi evidencia, mi Dios era superior al tuyo. Kierkegaard dijo que cuanto más refinamos nuestras evidencias de Dios menos convincentes son.

(Meditatio Newsletter June 2014, Laurence Freeman OSB)


Entradas destacadas